¿EL PANTOCRÁTOR DE TAÜLL QUIERE VOLVER A CASA?

Raining Stones

Manel Miró, 9 de noviembre de 2014

Cuando alrededor del año 2008 visité la Vall de Boí en el marco de un estudio que estaba haciendo del patrimonio medieval en el Pirineo, quedé gratamente sorprendido por el modelo de gestión que encontré. Venía de visitar muchos sitios gestionados de manera precaria y en la Vall de Boí noté desde el primer momento que allí se tomaban muy en serio la gestión de su patrimonio. A medida que fui conociendo todas las iglesias la sorpresa se convirtió en admiración. Recuerdo perfectamente que en la Vall de Boí me sentí orgulloso de mi país y por eso me dolió mucho enterarme del cierre parcial que se había visto obligado a hacer el Centre del Romànic por culpa de problemas de financiación provocados por la crisis.

absis010Unos cien años antes, en 1907, el Institut d’Estudis Catalans (IEC) impulsó una misión arqueológica en el Pirineo, dirigida…

View original post 2.292 more words

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s